top of page

Coaching y pensamiento sistémico, disciplinas que nos ayudan a salir adelante.



Ahora mas que nunca, en el 2021, esta frase de Arie de Geus está vigente:


¨La capacidad de aprender con mayor rapidez que otras empresas quizá sea la única ventaja competitiva sostenible¨.


La historia que hemos construido en el 2020 nos sacudió. Lo que transcurre en el 2021, nos ha alterado de una forma que es inevitable voltear a mirar y pensar, ¿cuáles son los impactos de estos movimientos? Y nos seguimos moviendo mucho, nada mas que ya nos hemos ido adaptando a los movimientos, como en un barco que vas encontrando tu centro, vas moviéndote con la marea. Una situación compleja que necesita ser mirada de diferentes maneras.


El pensamiento sistémico nos permite ver las estructuras que subyacen a las situaciones complejas, que contempla el todo y las partes, así como las conexiones entre éstas. El pensamiento sistémico ofrece un lenguaje que comienza por la reestructuración de nuestro pensamiento. Es por eso tan importante, que en el 2021 tengamos una mentalidad flexible que nos permita navegar y movernos con la marea, sin perder el norte.


El coaching es una disciplina que sigue tomando fuerza. Cada vez más personas y organizaciones se benefician de ésta. Durante el proceso de Coaching hay una ampliación de conciencia y se asume la responsabilidad por los resultados que se van obteniendo. Es un proceso de co- creación interactivo que ayuda a personas y empresas a adaptarse y desarrollarse más rápidamente. Los clientes establecen mejor sus metas, toman mayor acción, usan de mejor forma sus talentos naturales, se vuelven mas flexibles y se adaptan mejor a los cambios, mejoran su desempeño, productividad e inevitablemente es acompañado de un desarrollo personal, no solo profesional. Se genera un aprendizaje significativo desde su propia observación, usando al Coach como un espejo, un espejo que escucha y hace preguntas poderosas para lograr lo que el cliente quiere o necesita.


Retomando la frase de Geus, estos años nos están obligando a aprender realmente rápido, respirando a bocanadas para seguir adelante, para asumir todo lo nuevo. Por eso traigo en estas letras las disciplinas que sé que funcionan, por experiencia propia, conmigo y con las personas, equipos y organizaciones que acompaño en los procesos de cambio.


Yo no dejo de verlo como un reto maravilloso de superación para el ser humano. Y estoy segura, completamente segura, que saldremos adelante, más sabios, más fuertes.


Isabella Reyes.

Febrero, 2021.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page